Untitled Document

QUE DICIEMBRE NO PASE FACTURA A TU PIEL

Los excesos en maquillaje, comidas, bebidas y en general las delicias navideñas puede hacerle mucho daño a tu piel, sin embargo podemos tener en cuenta algunas claves para evitarlo.

Nos encanta la Navidad y aunque nos inunde la emoción ante la temporada más dulce y esperada del año, diciembre también trae consigo comidas y reuniones de empresa y familiares que sumadas a las celebraciones de Nochebuena, Nochevieja, los asados de Año Nuevo son acompañadas por los brindis, bocados de natilla y buñuelo, nos trasnochamos y el estrés de tener todo listo (menús, regalos y la pinta para cada ocasión) esto al final, termina pasándonos factura. Pero si sigues estos consejos, tendrás menos de que preocuparte.

No olvides hidratar tu piel ya que los cambios contínuos y extremos de clima sumados al consumo de alcohol que es propiciado por las fiestas y reuniones especiales, y además, dilata los capilares faciales haciendo que aparezcan rojeces. 

La comida de la temporada que no es precisamente ligera, está cargada de grasas y azúcares, que provocan la aparición de acné, hacen retener líquidos generando bolsas, afectan a la luminosidad y jugosidad de la piel y aceleran el envejecimiento al dañar el colágeno, lo que favorece la aparición de arrugas. ¡Recuerda! Hidrata tu piel todos los días.

Prepara tu piel para el maquillaje, con los múltiples eventos en la agenda decembrina, viene looks elaborados y esto incluye un maquillaje más frecuente e intenso. Así que prepara tu piel antes de empezar el maquillaje,  utiliza una base ligera o una bb cream que cubra pero que no tapone los poros y deje que la piel respire, se desintoxique y recupere. Desmaquíllate correctamente, es ideal que uses un desmaquillante específico de ojos y labios, y luego límpiala con agua micelar, crema o jabón específico y aplica un tónico. ¡Recuerda! Exfoliar una vez a la semana.

Más ejercicio físico, el ejercicio no solo nos ayudará a sentirnos mejor, sino que quemaremos el exceso de grasa y toxinas que nos hacen sentir más débiles y cansadas, lo que se refleja en el rostro con acné y signos de fatiga, y, así también, oxigenamos la piel. Es recomendable caminar durante 1 hora u hora y media o hacer actividad física durante 20 minutos.

Fuente: pb-medicina-estetica.com

Los comentarios están cerrados.