Untitled Document

Propóleo: Anitibiótico, Antiviral, Antiinflamatorio

La Avena y el Propóleo son los principales componentes de nuestro jabón Carey Antibacterial, descubre a continuación como el uso de este jabón te protege sin resecar la piel.

El propóleo es un antibiótico de origen natural rico en aceites, conocido por sus propiedades curativas.

El propóleo es la resina de las abejas que extraen de las plantas para recubrir y proteger la colmena, hay estudios que han demostrados sus beneficios especialmente como anticancerígeno.

Es antibacteriano, antiviral, inmunoestimulante, antiinflamatorio, cicatrizante y ligeramente analgésico.
Ayuda a combatir los estados gripales, a regularizar tu tensión arterial, previene los parásitos, ayuda a tratar quemaduras y heridas en la piel y mejorar tu sistema circulatorio.

• En la piel: el própolis o propóleo es fantástico en la lucha contra las micosis u hongos de la piel.
Las personas postradas mucho tiempo en la cama y con llagas o ulceraciones también se pueden beneficiar en gran medida.

En la medicina islámica era muy usado para las heridas.

En el acné funciona muy bien en forma de crema o para lavarse la cara diluido en agua.

En las ulceraciones irritativas de los dedos de la mano, llamadas vulgarmente "alergia a detergentes de las amas de casa" se obtienen buenos resultados usando cremas a base Propóleo y Caléndula.

También los sabañones mejoran mucho con la misma crema.

Los comentarios están cerrados.