Untitled Document

Menta y Algas Marinas

La menta ha sido ampliamente usada en distintas culturas. Cuando hablamos de ella nos estamos refiriendo a las hojas de la planta de menta. Esta se emplea en la cocina y en múltiples esferas, que van desde repeler insectos hasta refrescar el aliento.
Sin embargo, la menta puede servir para cuidar de la piel gracias a su acción tónica que aumenta el flujo sanguíneo y trae beneficios para problemas del cutis como heridas, picor, picaduras de insectos, eccemas, además de las hemorroides y en infecciones del aparato genital femenino.
Beneficios de las algas:

1. Los ácidos grasos que contienen las algas ayudan a prevenir el crecimiento y acumulación de bacte rias en la piel, causante de muchas enfermedades de la piel, como el acné.

2. El peróxido de benzoílo y ácido salicílico presentes en las algas tienen cualidades depurativas o purificadoras, lo que renueva las células de la piel y ayudan a retrasar la aparición de manchas y arrugas.

3. Debido a su alto contenido de oligoelementos, aminoácidos, minerales y vitaminas, las algas son excelentes para eliminar toxinas acumuladas y dañinas para la piel.
4. Las algas tienen un efecto protector frente a los radicales libres, debido a que sus antioxidantes y vitaminas E y C contribuyen a disipar la energía del oxígeno singular y bloquean el daño de los radicales responsables de promover el envejecimiento de la piel.

5. Muchos tratamientos anticelulíticos están basados en las propiedades de las algas, debido a que promueven la vasodilatación local y el aumento de la circulación de la sangre y el flujo linfático. Reactiva la eliminación de grasa localizada y la temida piel de naranja, además de regular las hormonas relacionadas con la producción de energía y el metabolismo de las grasas.

Los comentarios están cerrados.