Untitled Document

Juegos de Equilibrio con Mamá

Hoy queremos recomendar a quienes son madres estos juegos infantiles para desarrollar el equilibrio del niño:

Los juegos de equilibrio son necesarios en la etapa infantil del niño.

El equilibrio es la capacidad de orientar correctamente el cuerpo en el espacio estando en movimiento o en reposo. Pero existen dos tipos de equilibrio: el estático y el dinámico. El equilibrio estático es la capacidad de mantener la posición del cuerpo estando en reposo, mientras que el equilibrio dinámico es la capacidad de mantener la posición corporal estando en movimiento. Por lo tanto, el niño debe conocer bien su cuerpo y el espacio que le rodea. El equilibrio estático se puede trabajar con un ejercicio muy fácil y práctico en los niños de edad infantil. La actividad consiste en mantener el equilibrio con una pierna apoyada en el suelo, durante el mayor tiempo posible. Las manos deben estar situadas en la cintura y la otra pierna flexionada con el pie situado a la altura de la otra rodilla. El ejercicio de equilibrio dinámico se puede potenciar con una actividad muy útil.

El ejercicio consiste en poner una barra de madera en el suelo. El niño debe caminar sobre la barra lo más rápido posible y sin caerse al suelo. Un juego útil y entretenido para potenciar el equilibrio.

El juego del Remolino
Los niños pueden jugar al “Remolino”. Un juego que permite desarrollar ambos tipos de equilibrio: el estático y el dinámico. La edad apropiada para este juego es de 4 y 5 años, y se deben formar grupos pequeños de 7 u 8 niños. Cada grupo tendrá que formar un círculo o una cadena. Los niños de cada grupo tendrán que unirse cogidos de las manos. El primero del círculo tendrá que guiar a sus compañeros al ritmo de la música. Cuando la música deje de sonar los niños tendrán que soltarse de las manos y dar vueltas en torno a su propio eje y con los brazos extendidos, en forma de cruz. En este momento, si algún niño se cae al suelo quedará descalificado. Pero el juego continúa para los que mantienen el equilibrio. Cuando la música vuelve a sonar los niños vuelven a la posición inicial que tenían en el círculo o cadena. Este juego ayuda al niño a mejorar el equilibrio tanto estático como dinámico. Además, el pequeño se divierte con los compañeros y aprende a jugar en grupo.

El juego del Cangrejo
Un juego divertido y útil para potenciar el equilibrio del niño es el llamado juego del “Cangrejo”. Para esta actividad sólo se necesita música y concentración. El juego va dirigido a niños de 5 años de edad. Los pequeños se deben poner en fila, uno detrás de otro y de rodillas. Las manos deben agarrar los talones del niño que tienen delante. Así, los niños deben andar hacia atrás y al ritmo de la música. Si la música es lenta los pequeños deben desplazarse lentamente. Por el contrario, si la música suena más rápida los niños deberán desplazarse más rápido. En este juego, los pequeños no deben soltar las manos de los tobillos del compañero y tienen que seguir el ritmo de la música.

El “Cangrejo” es un juego muy divertido para los niños y un buen ejercicio para desarrollar el equilibrio dinámico y estático. Con las dos propuestas indicadas, los niños pueden desarrollar el equilibrio y divertirse al mismo tiempo. La música es esencial para estos juegos porque ayuda a relajar el ambiente.

Los comentarios están cerrados.