Untitled Document

EL ARTE DE ELEGIR LOS ARETES PERFECTOS

Tan importante como elegir tu labial o un par de zapatos, es decidir que aretes llevas cada día. 

A la hora de escoger debes tener presente lo siguiente:

FORMA DE LA CARA

Dependiendo de esto, habrá algunos aretes que te favorezcan más que otros.

  • Rostros ovalados.

Ponte lo que quieras, casi todo te va a quedar bien.

  • Rostros con forma redonda.

Si tu cara es redondeada, lo que mejor te sienta son los aretes largos, finos, formas rectangulares, cuadradas, triangulares. Entre más redonda tu cara más largos los aretes; así conseguirás un efecto alargado y estilizado.

Evita aquellos demasiado delgados, pequeños o de forma redondeada o incluso los que tiene forma de gota.

  • Rostros en forma de triángulo.

Si tu cara es un triángulo tendrás la parte de la mandíbula, boca o maxilares más ancha que la frente, así que tus aretes son de base ancha porque hace que el rostro parezca más ancho.

  • Rostros cuadrados.

Tienen la barbilla muy ancha y alineada con la frente, si tu cara entra en este grupo, busca aretes de forma triangular que tenga la parte ancha arriba y la punta abajo, los alargados también son una buena opción.

  • Rostro triángulo invertido.

Aquí, la mandíbula, barbilla o mentón será más estrecha que la frente o la parte superior de la cara. Usa piezas con un aspecto horizontal y ancho para favorecer más tu aspecto.

  • Rostro rectangular.

La cara es alargada, los pómulos y mandíbula trazan un rectángulo con la sien. 

Las mejores opciones que tienes son las esferas, los aros, o aretes circulares, para balancear y atenuar la forma alargada y rectangular de tu cara.

SEGÚN EL PEINADO

  • Pelo recogido.

Depende que el recogido sea alto, bajo, estirado, casual, formal… hay diferentes opciones para cada uno de ellos. Si es informal bajo tendrá pelitos sueltos y estará algo alborotado, así que usa pendientes cortos o pegados. Pueden tener algo de brillo para que resalte, pero nada que cuelgue.

Si es un moño alto con la cara despejada usa aretes largos. También puedes usar los aretes de dos partes, uno que va recogido en el lóbulo de la oreja y otro que cuelga, te favorece mucho y te da un toque diferente.

Si eres morena o estás bronceada, te puedes permitir el brillo, si tienes la piel clara apuesta por las piedras de colores.

  • Semi recogido.

Los aretes largos quedan genial porque afina y estiliza el rostro. Si el semi recogido es sencillo puedes meter un pendiente un poco más recargado, si es formal, apuesta por unos aretes largos de eslabones dorados que quedará espectacular.

  • Pelo suelto.

Llevando el cabello suelto, prácticamente, puedes usar cualquier tipo o forma, todo queda bien. Eso sí, ten en cuenta el tipo de ropa que llevas la ropa.

  • Media melena.

Nunca uses nada que sobresalga del largo de la melena, por tanto, usa aretes medianos.

  • Pelo corto.

Si además de pelo corto tienes flequillo, el pelo rizado o con pelos despuntados, no lo dudes y ve a por pendientes largos. Pero si es corto y sin flequillo, usa algo fino y pequeño para que te ayude a resaltar más la belleza.

TIPOS DE PENDIENTES

Es cierto que a la hora de decidirse por uno u otro, influye mucho en qué momento del día lo vas a usar. No es lo mismo ir a trabajar que salir de fiesta, o buscar aretes para una boda que para una comida en casa con amigos.

Estos son los principales estilos que vas a encontraras:

  • De botón o topos

Los que están pegados a la oreja cubriendo únicamente el lóbulo. Lucen muy bien con el cabello recogido porque se aprecia el diseño, y es el más apropiado para ir a trabajar, a clase, etc.

  • Largos

Está formado por una base de la que cuelgan detalles como plumas, piedras preciosas, cruces, barras, y todas las formas que te imagines. Son divertidos, frescos, elegantes, y son una opción muy versátil para el día a día.

  • Aros o candongas

Combinables con casi todo, por lo que eligiendo el tamaño y color adecuado los puedes usar en cualquier ocasión.

  • Piercings

Se usan en la parte media o superior de la oreja, y se pueden combinar con otros aretes en cualquiera de los agujeritos de tu oreja. Son perfectos para las que no cambian a menudo de aretes, ya que puedes dejarlos puestos y siempre tendrás un toque en tus orejas.

  • Trepadores 

Cubren desde el lóbulo hasta la parte superior de la oreja. Sin duda, si quieres destacar y salir un poco de lo que todo el mundo lleva. Único y de buen gusto. Perfectos para llevar con el cabello recogido.

  • De fiesta

El complemento perfecto de un atuendo de fiesta, pueden ser largos para combinar con un escote o con un peinado recogido, o cortos para llevar con un collar pegado al cuello.

Son la apuesta segura para bodas y otros tipos de celebraciones formales. Opta por aretes de piedras si llevas un vestido negro, lucirás espectacular.

Si es un evento formal puedes llevarlos dorados y plateados para dar un toque de elegancia y sobriedad a tu vestuario.

  • Casual

Para crear un estilo casual y urbano nada mejor que unos pendientes sencillos, minimalistas que no tengan todo el protagonismo.

Aconsejables para ir a trabajar, para una entrevista de trabajo, para el día a día.

¡DISFRUTA TU FEMINIDAD, DA ALEGRÍA A TU VIDA Y LUCE UNOS HERMOSOS ARETES!

Fuente: BdeBelleza.com 

Los comentarios están cerrados.