Untitled Document

¿Dormir la siesta o caminar?

Hemos terminado de almorzar y el sueño toca a la puerta, ¿debemos rendirnos al placer de la siesta? ¿O mejor ejercitar los músculos dando un paseo?
Ambos, siesta y paseo, tienen beneficios para la salud. Escoger uno u otro dependerá de la persona y del día. La decisión probablemente dependerá del cansancio acumulado y de la cantidad de comida ingerida a mediodía”.
Lo mejor es que no debemos escoger una sola opción, es solo cuestión de organizar nuestros tiempos. En zonas cálidas, debido a las altas temperaturas, es recomendable optar por la siesta.
Beneficios de la siesta
Previene las cardiopatías y reduce la tensión arterial.  Cuando se duerme, se libera, sin embargo, la hormona del crecimiento, antídoto del cortisol, que estimula el sistema inmunológico, reduce el estrés y la ansiedad, ayuda a reparar los músculos y a perder peso.
Facilita el aprendizaje, aumenta la concentración y estimula la creatividad. 
Quienes duermen la siesta rinden más por las tardes y aumentan en un diez por ciento su capacidad de aprendizaje. El sueño, dicen, permite afrontar nuevos conocimientos y fijar los ya adquiridos. Por esta razón, el descanso tras el almuerzo aumenta la productividad de los trabajadores y el rendimiento escolar de los niños.
Mejora los reflejos. Reducción de errores en el trabajo y duplica sus niveles de alerta.
Fomenta la positividad y mejora el estado de ánimo.  Los individuos que duermen la siesta aumentan su receptividad ante la expresión facial de felicidad, mientras que quienes no lo hacen manifiestan más ira y miedo. La serotonina es un neurotransmisor que regula el sueño, el apetito y el estado de ánimo. Y dormir inunda nuestro cerebro de serotonina, lo que nos proporciona una sensación de satisfacción y bienestar.
¿Cuándo es mejor pasear?
150 minutos a la semana de ejercicio físico moderada es la recomendación que hace a los adultos la Organización Mundial de la Salud. El paseo puede ser incluido como parte de este ejercicio físico, siendo una actividad que deba hacerse de forma habitual.
Caminar es una actividad asequible para todos, que se puede hacer sin grandes preparativos: solo requiere ir con unos zapatos cómodos y agua para hidratarnos.
Tendremos muchos beneficios para la salud física, tanto para el aparato locomotor y el sistema cardiovascular: hay menos  infartos , embolias, anginas de pecho, se controla la  tensión y los  niveles de colesterol .
Estos beneficios también aplican a nivel de salud mental. Nuestra cotidianidad está rodeada de mucho  estrés ,  depresión ,  ansiedad  y soledad. La actividad física mejora estas situaciones  porque al practicar deporte segreguemos endorfinas,
Es importante recordar que estos beneficios se empezarían a conseguir cuando el paseo dure más de 10 minutos.

Fuente: www.cuidateplus.marca.com

Los comentarios están cerrados.