Untitled Document

Cuida tu piel del envejecimiento

La piel es el mayor órgano del ser humano, ocupa aproximadamente dos metros cuadrados y su peso aproximado es de 5 kg.

Algunos de los signos de envejecimiento de la piel y las causas del mismo son:

• Adelgazamiento y arrugas: El adelgazamiento ocurre en la medida en que disminuye la producción de células en la epidermis. La dermis también puede tornarse más delgada y estos cambios en ambas capas hacen que la piel parezca más como papel crepé y se arrugue. La piel envejecida se describe a menudo como más similar al ‘papel’

• Pérdida de la firmeza: La piel pierde firmeza al envejecer porque produce menos elastina (fibras elásticas que le confieren flexibilidad) y colágeno (fibras densas que le confieren fortaleza). Con estos niveles menores de elastina y colágeno, la piel finalmente se rinde a las fuerzas de la gravedad cayéndose y encorvándose.

• Manchas de la edad: Las células de la pigmentación que contiene la epidermis (melanocitos) tienden a aumentar en ciertas áreas, en particular en el dorso de la mano que ha estado expuesto al sol, y se agrupan formando lo que se conoce como manchas de la edad.

• Sequedad: La piel envejecida tiene menos glándulas sudoríparas y oleosas. Esto puede hacer a la piel más propensa a condiciones de sequedad como la aspereza y la picazón. Si bien es posible que estos efectos nos ocurran a todos, la velocidad y el grado de envejecimiento de la piel tienen en parte que ver con factores genéticos. Aún más significativa es la influencia que ejercen los factores del estilo de vida.

Prevención
No hay que olvidar que una buena prevención y unos adecuados hábitos de vida constituyen las mejores armas para conservar una piel bonita. Se proponen varios consejos encaminados a este objetivo:

Enemigo No.1: El sol
Los rayos UV emitidos por el son (y específicamente los rayos UVA) destruyen el colágeno y la elastina de nuestra piel. Los rayos UV también actúan como un motor productor de la pigmentación de la piel (melanina) lo que en apariencia resulta en las manchas de sol o manchas de la edad. Algunos dermatólogos sugieren que un 90% de los problemas asociados al envejecimiento son el resultado de demasiada exposición al sol. Sin tener en cuenta el porcentaje preciso, si buscamos la prueba de los efectos del sol, simplemente comparemos la piel de nuestro rostro con la piel de una parte del cuerpo que no haya estado expuesta al sol con frecuencia (por ejemplo ¡el trasero!).

Enemigo No.2: El cigarrillo
Fumar causa severos efectos adversos sobre la piel ya que la nicotina de los cigarrillos estrecha los vasos sanguíneos y evita que la sangre circule hasta los pequeños vasos en la capa superior de la piel. Además fumar destruye el colágeno, responsable junto con la elastina de mantener la piel elástica y fuerte. Otro efecto adicional que puede tener el fumar es disminuir
la velocidad de cicatrización de las heridas. La piel de un fumador se caracteriza por tener más arrugas y una tez amarillenta / levemente grisácea, resultado de la circulación pobre.

Enemigo No.3: La contaminación y el medio ambiente
Vivir en un medio ambiente contaminado significa que nuestra piel esté cubierta por una capa de suciedad que bloquea nuestros poros. El moverse continuamente desde atmósferas con calefacción central hasta otras con aire acondicionado también puede causar problemas, con la piel secándose y re-hidratándose alternativamente.

Enemigo No.4: Stress y falta de sueño
Todos sufrimos de ataques de stress ocasionales, y la piel puede ser uno de los primeros órganos en mostrar signos externos de stress interno: sequedad, sensibilidad, manchas y exceso de grasa son todos los síntomas. También es importante gozar de las horas necesarias de sueño, ya que es cuando dormimos que nuestros cuerpos y piel tienen tiempo de reponerse y rejuvenecer.

Enemigo No.5: La deshidratación
No solamente es fundamental el que bebamos como mínimo 2 litros de agua al día. También se aconseja lavar la cara con un jabón suave, secarse con suavidad e hidratarse inmediatamente.

Enemigo No.6: La mala nutrición
Se recomienda Comer sano, siguiendo un régimen equilibrado con muchas verduras y frutas

Cremas Caceras

Preventivas para las Arrugas
*Tritura medio aguacate con una cucharada de zumo de limón, otra de nata y 2 cucharadas de zumo de zanahoria. Date la mezcla, dejando que actúe durante 20 minutos, después aclara con agua.

*Tómate un buen zumo de zanahorias cada mañana en ayunas. Guarda un poquito para aplicártelo cuidadosamente sobre el rostro. Déjalo hasta que se seque y lávate la cara con agua tibia. Los antioxidantes que posee en gran cantidad la zanahoria retrasarán el envejecimiento de tu piel.

*En dos cucharadas soperas de aceite de jojoba ponga 2 gotas de aceite esencial de geranio y 2 gotas de aceite esencial de rosa. Aplíquelo en las arrugas preferentemente por la noche dándote un ligero masaje con la yema de los dedos.

*En una cucharada sopera de aceite de germen de trigo vierta 1 gota de aceite esencial de melisa y otra de limón. Aplíquese este aceite en la cara, poniendo un mayor énfasis en las zonas con arrugas

*50 grs de pepino; 50 grs de hojas aloe vera; 50 cc de agua destilada Cómo se hace: Se corta el pepino en cubos y se lo licúa junto el aloe y el agua destilada hasta formar una pasta con la consistencia de una crema. Si falta agua, agregar.
Uso: Se aplica una capa muy fina sobre la zona de las arrugas masajeando para que la crema penetre en la dermis.

Debe dejarse actuar toda la noche y lavarse por la mañana con agua templada. Esta crema debe prepararse cada 7 días, ya que no se conserva por más tiempo. Si las arrugas son recientes y poco profundas se apreciarán resultados notables.

Para Cutis Secos
Bate tres cucharadas de nata líquida hasta que espese, mézclala con una yema de huevo y unas gotas de zumo de limón hasta obtener una crema. Extiéndela y espera a que actúe durante 20 minutos. Aclara con agua templada.

Machaca medio pepino con una cucharada de perejil, eneldo o cebollino. Mezcla la pasta con una tacita de requesón, a ser posible desnatado. Aplícatelo y deja actuar 20 minutos. Tiene un gran efecto purificante

Si tu piel está muy seca, bate tres cucharadas de nata líquida hasta que esté espesa y mézclala con una cucharada de miel. Aplícatela y deja que actúe unos 20 minutos.

También podemos optar por coger dos cucharaditas de yogur natural y mezclarlas con una cucharadita de miel y aplicar el resultado en el rostro generosamente dejándolo reposar por cinco minutos, luego enjuaga con agua fría.
Mezcle la yema de un huevo y 2 cucharadas de aceite de oliva. Úntese la mascarilla en la cara y cuando comience a secarse (unos 20 o 30 minutos más tarde), aclare con agua tibia

Para Limpiar la Piel
Para limpiar a fondo tu piel, la arena de arcilla absorbe los desechos de tu piel como el exceso de grasa. Mezcla dos cucharaditas de arena de arcilla 100% natural con una taza de agua y forma una pasta suave. Aplícala en toda tu cara y cuello y déjala reposar durante 15 minutos. Seguidamente enjuaga con agua tibia y la ayuda de un pañuelo desechable.

Si necesitas exfoliar tu piel debes saber cómo el limón y la leche en polvo contienen ácidos alfahidróxidos (AHA) que eliminan las células muertas en la piel seca, dañada y áspera. Además reducen las arrugas finas y las manchas de una manera totalmente natural. Mezcla una taza de leche en polvo con el jugo de tres limones y forma una pasta. Aplícala sobre la piel de tu rostro, tus codos, rodillas y pies y frótala. Espera unos veinte minutos y después limpia con una esponja.

Por último, si has tenido un día agotador, cuece una patata mediana y hazla puré. A continuación ralla otra patata cruda y mézclala con el puré. Extiende esta mezcla por la cara, el cuello y el escote y déjala actuar 20 minutos. Aclara con agua tibia

Manchas Oscuras
* Crema de Manzanilla: Sus altas propiedades aclarantes se pueden lograr hirviendo sus hojas, dejándolas enfriar, y luego aplicándolas sobre la piel.

* Crema de Limón: Sus poderes despigmentantes se pueden obtener rayando su cáscara y mezclándola con unas pocas gotitas de aceite común de cocina, para luego cocinar esta mezcla a baño de María y aplicarla sobre el rostro una vez haya enfriado.

* Leche + limón a partes iguales. Dependiendo de los biorritmos, se aplicará sobre piel seca por la tarde y sobre piel grasa por las mañanas

Los comentarios están cerrados.