Untitled Document

¿CÓMO Y POR QUÉ REALIZAR EL PIEL A PIEL CON TU BEBÉ?

El piel con piel es una técnica en donde la piel del bebé está en contacto con la piel de la madre y/o el padre, favoreciendo el bienestar físico y mental del bebé, reforzando su vínculo afectivo. ¿Cómo se hace? Se realiza colocando al bebé sobre el pecho desnudo de la madre (o padre), cubriendo con ropa de abrigo la espalda del bebé, lo ideal es que la madre o padre se hayan duchado y que no se hayan aplicado perfume ni productos con fragancia. El bebé debe estar solo con el pañal. 

Se recomienda realizarlo por lo menos 50 minutos seguidos, y extenderlo a más de 2 horas diarias. Se aconseja realizarlo hasta el primer año de edad.

Los beneficios de este método son muy importantes para los bebés prematuros, pero también para los nacidos a término.

Los latidos del corazón de la madre y su respiración rememoran al bebé su pasado intrauterino. Con ellos, el bebé acompasa las constantes vitales a las de la madre y regula:

  • El ritmo cardíaco.
  • El respiratorio.
  • La temperatura corporal.
  • La glucemia.
  • La estimulación inmunológica.
  • La tolerancia al dolor.

El contacto piel con piel promueve la producción de leche materna, por lo que el bebé se favorece de los beneficios de ésta. Los bebés pueden mamar mejor y más a menudo con el método canguro.

Aumenta la confianza de los padres como cuidadores de su hijo y se estrechan los lazos familiares, aumentando el vínculo afectivo.

Fuente: SaberVivirTv.com 

Este artículo no sustituye las recomendaciones realizadas por un especialista. Consulta con tu médico ante cualquier problema de salud.

Los comentarios están cerrados.