Untitled Document

Cómo hacer bombas de baño de rosas, lavanda y avena

Un baño relajante nos ayuda a liberar tensiones y a sentirnos más a gusto con nosotras mismas. Cuando tengas media hora para ti sola aprovecha y date un baño con una de estas maravillosas bombas de baño.

Tu cuerpo y tu mente agradecerán las benéficas propiedades de sus ingredientes naturales. A los niños también les encantará bañarse con estas bombas efervescentes que irán liberando su floral contenido.

Materiales:
• 110 g de ácido cítrico
• 290 g de bicarbonato sódico
• 25 g de copos de avena instantánea
• 1/4 de cucharadita de aceite esencial de lavanda
• 1/8 de cucharadita de aceite esencial de geranio
• Agua de hamamelis en una botella con spray
• Flores de lavanda y pétalos de rosa secos
• Un molde para bombas de baño
Con estas cantidades que os hemos desglosado antes podremos hacer tres bombas de baño de unos 6 cm de diámetro. Lo primero que haremos tras pesar los ingredientes será tamizar con un colador el ácido cítrico y el bicarbonato sódico, de este modo desharemos los posibles grumos y se mezclarán mejor ambos componentes básicos de las bombas de baño. Removeremos bien para que se combinen ambos ingredientes y añadiremos los aceites esenciales.

Con una botella con spray con agua de hamamelis pulverizaremos los ingredientes para humedecerlos un poco. Deben tomar la consistencia de la arena de la playa cuando comienza a secarse. Añadiremos los copos de avena y removeremos.
En cualquier tienda especializada en la venta de ingredientes para hacer jabones podremos comprar los moldes para bombas.

En una de las mitades del molde pondremos unos pocos pétalos de rosa y flores de lavanda secos.

Ahora rellenaremos con los ingredientes que hemos mezclado anteriormente, antes de que se sequen. En el centro pondremos más pétalos de rosa y flores de lavanda para rellenar la bomba de baño. Rellenamos la otra mitad y cerramos el molde.

Apretamos bien para que se compriman los contenidos de ambas mitades. Luego abrimos los moldes y dejamos las bombas de baño sobre una superficie blanda, por ejemplo una toalla doblada recubierta de film plástico de cocina.

Dependiendo del tamaño, las bombas de baño suelen tardar entre 12 y 24 horas en secarse y endurecerse.

Los comentarios están cerrados.