Untitled Document

Codos, rodillas y talones siempre suaves y tersos

La piel reseca es conocida medicamente como hiperqueratosis y es muy frecuente en zonas donde se produce más presión y fricción, como los codos, rodillas y talones. Además de ser antiestético y poco agradable al tacto, la piel reseca de codos, rodillas y talones puede volverse “tirante”, agrietarse y generar picor.

Algunos de los factores que inciden en esta condición son:
• Aire frío y seco del invierno
• Productos de higiene personal, como jabones fuertes y detergentes,
• Pasar mucho tiempo en baño caliente
• Factores hormonales
• El estilo de vida (cigarrillo y alcohol)
• La alimentación
• Falta de humectación e hidratación del área

La acumulación de células muertas es una de las principales causas de esta incomoda condición, es por eso que, inicialmente debemos hacer una exfoliación y para ello puedes utilizar ingredientes que tienes en tu casa y sin gastar enormes cantidades de dinero.

Algunos de estos elementos para hacer tus propios exfoliantes naturales pueden ser: café molido, avena en hojuelas y azúcar; lo único que necesitas es mezclarlos con un poco de crema o aceite de coco; otra alternativa es la piedra pomez, sea cual sea la opción que escojas es importante que al aplicarlos lo hagas masajeando suavemente el área afectada, no apliques mucha fuerza ya que podrías ocasionar daños e irritación más profunda. Recuerda hacer esto por lo menos una vez a la semana.

Una vez hayas eliminado las células muertas y la piel se regenere, es hora de humectarla; puedes elegir una crema hidratante adecuada para piel reseca o puedes optar por hacer tus propias mascarillas humectantes:

Aquí te dejamos una excelente y nutritiva mascarilla:
2 cucharadas de aceite de coco
1/4 aguacate
1 cucharada de yogurt griego
1/2 cucharada de aceite de oliva
Revuelve muy bien estos ingredientes en un recipiente, una vez que tengas una pasta homogénea, es momento de aplicarla en las áreas a tratar; deja actuar por unos 10 minutos y enjuaga.

Es importante que en tu rutina diaria de aseo personal, incorpores jabón Carey Cremoso, que nutra e hidrate tu piel y así evitar que la resequedad aumente.

Fuente: Mejorconsalud.com – Elle.com

Los comentarios están cerrados.