Untitled Document

Beneficios del té matcha: ideas de recetas y cómo prepararlo

El té matcha está de moda. Considerado un superalimento, este té verde en polvo es un ingrediente genial para dar color a tus platos, y al mismo tiempo, sumar algunos beneficios saludables a tu alimentación.

El té matcha es un tipo de té verde en polvo que se caracteriza por un color verde intenso y brillante. Se obtiene de la pulverización de las hojas verdes de la planta del té que se cultivan a la sombra. Al evitar la luz del sol, consiguen mantener toda la clorofila, nutrientes y antioxidantes que contiene la planta. Así, conserva todas las propiedades del té verde clásico potenciadas a un mayor nivel.

Originario de China, fue introducido en Japón por los monjes budistas que lo usaban para favorecer la meditación y la concentración durante más tiempo. En la actualidad, forma parte del ritual de la ceremonia del té japonesa y también de su cocina, especialmente de la repostería.

Este té es particularmente rico en antioxidantes, clorofila, cafeína y L-teanina, que ayuda a la relajación, y otros nutrientes característicos del té verde como minerales, vitaminas A, B, C, E y K y fibras dietéticas. Tanto es así, que se rumorea que una taza de té matcha es equivalente a tomar diez de té verde. Por esta razón se le considera un superalimento, como todos estos que te mostramos a continuación.

¿Qué beneficios tiene el té matcha?
Por su contenido en catequinas y polifenoles, entre los que se incluyen la epigalocatequina (EGCG), se cree que este tipo de té acelera el metabolismo y podría así propiciar la pérdida de peso, pero como comentábamos, no existen estudios que puedan confirmar 100% propiedades.

Por otra parte, cuando se habla de té matcha se hace también referencia a la L-teanina, que se encuentra únicamente en las plantas de té, y que ayuda a concentrarse y aliviar el estrés y la ansiedad, al tiempo que aumenta nuestro estado de alerta. Contradictoriamente, el té matcha contiene mucha cafeína, aunque esta se digiere de forma más lenta que la del café, por ejemplo. Por eso, la hora ideal para tomar una taza de este té sería por la mañana, pues supone un chute de energía.

Cómo preparar té matcha
¿Nuestra recomendación a la hora de elegir un buen té matcha? Que optes por uno orgánico.

Receta para preparar té matcha:

  • Añade un gramo de té matcha en un vaso.
  • Agrega unos 60 ml de leche o agua (al gusto) caliente.
  • Con un batidor eléctrico o de bambú mezcla enérgicamente hasta que la mezcla quede bien disuelta y sin grumos.
  • Después, incorpora el resto de leche poco a poco para que no se rompa la espuma generada al batir.

Lo mejor del té matcha es que es un ingrediente muy versátil para la cocina y singularmente para la repostería. Puedes agregarlo más o menos a cualquier plato sin comprometer su sabor y además te aporta un color verde único. Se puede disfrutar del té matcha de muchas formas, por ejemplo, puedes añadirlo a un café con leche, si quieres una dosis extra de energía y cafeína por las mañanas, o a tu batido détox de piña, apio o pepino, para depurar tu organismo.

Prueba también a espolvorearlo en tu bol de cereales, avena o yogur; a incluirlo en tus bizcochos, magdalenas, helados, macarons o frostings, y como no, a disfrutarlo solo, con agua bien caliente y unas gotas de limón y miel.

Si crees en las propiedades del té verde y el té matcha, puedes incluirlo en tu dieta sin olvidar que puede tener algún efecto secundario, por su contenido en cafeína y taninos. Recuerda que no existen los alimentos mágicos y que ninguno por sí solo tiene propiedades milagrosas. Sin embargo, si pueden formar parte de una dieta sana y equilibrada en la que prime la variedad.

¡Aquí te proponemos unas cuantas recetas elaboradas con té matcha!

Fuentes: vivemejor.com

Los comentarios están cerrados.