Untitled Document

3 trucos imprescindibles para gestionar bien tu tiempo

Si sientes que nunca tienes tiempo suficiente y que no eres capaz de llegar a todo, ¡esto es para ti! Te contamos cómo gestionar el tiempo correctamente para aprovecharlo al máximo.

“No tengo tiempo… siento que no aprovecho las horas… o no me ha rendido el día” son algunas de las afirmaciones que, cuando hacemos balance del pasado año, más nos hemos repetido ¿te suenan? Si es así, seguramente te preguntes cómo ponerles solución.

Y es que uno de los principales problemas al que nos enfrentamos en un presente cada vez más rápido y estresante es la gran dificultad que nos supone organizar nuestro tiempo, cumpliendo con todo lo que nos proponemos. Para comprender el importante papel que juega la gestión del tiempo a la hora de disfrutar de una vida saludable, te daré un ejemplo más que frecuente. ¡Sigue leyendo!

Gestionar provechosamente las horas facilita, además de evitar el estrés y la ansiedad, que evites la inseguridad y la frustración. Dos respuestas emocionales que se traducen en la imposibilidad de satisfacer tus necesidades personales, aspiraciones u objetivos, retroalimentando así la aparición de emociones como la tristeza, el miedo o la ira. Recuerda que gestionar el tiempo supone la maestría de saber priorizar escogiendo un cometido en cuestión, llevarlo a cabo y cumplirlo en el menor tiempo posible.

Además, no olvides que la destreza que supone tener el control absoluto de tus tiempos condiciona directamente al éxito personal y profesional, permitiéndote cumplir satisfactoriamente todos tus planes de acción y por tanto la consecución de tus metas. De esta manera evitas dejar a un lado, posiblemente, la actividad que mayor impacto positivo puede tener en tu vida, propiciando mayores logros o motivación, y fortaleciendo así tu autoestima y amor propio.

Ahora que eres consciente del verdadero poder de la gestión del tiempo en tu jornada, te compartiré los tres métodos imprescindibles que ayudan a mis clientes y a mí misma a diario a disfrutarlo:

  1. Si tienes dos tareas importantes por hacer:
  • Identifica la que sea más grande, significativa o te suponga mayor dificultad. En este paso es esencial que no te dejes llevar por la tentación de empezar por la más fácil inconscientemente.
  • Con calma, replantea bien tu elección y comienza a realizar la labor elegida.
  • No olvides en todo momento al practicar esta técnica que una de las decisiones más importantes que decides es qué vas a hacer en este preciso momento.
  1. Fracciona las tareas
    Este sistema junto con “maximiza tu poder personal” son mis preferidos y los que en mi caso mejor me funcionan para gestionar el tiempo. Además fraccionar las tareas es muy sencillo de llevar a cabo:
  • Enumera en una lista las tareas que has decidido llevar a cabo.
  • Al lado de cada tarea, separa cada una en partes más fáciles y accesibles.
  • A continuación, márcate un horario con espacios donde te comprometas a realizar esas pequeñas partes.

Un error frecuente empleando este sistema es el diseñar un horario separando las fracciones de tiempo en tareas grandes y poco concretas. Cuanto más definida y repartida esté tu agenda en actividades simples y pequeñas, mayor rendimiento y productividad lograrás sobre tus planes de acción programados.

  1. Maximiza tu poder personal
    Esta técnica se centra en identificar a lo largo de 24 horas cuáles son tus fases de máximo rendimiento físico y mental. Como ya sabrás, hay personas que son más efectivas y trabajan mejor por la noche como es mi caso, mientras que otras prefieren levantarse muy temprano y arrancar su agenda con el amanecer.

Cada uno tenemos nuestro momento del día en el que nos cuesta menos llevar a cabo cualquier tarea. Descubre cuál es el tuyo tomando como ejemplo tres días donde observaras en qué momento te sientes más motivada y con ganas de pasar a la acción. Las franjas que más coincidan de las 3 jornadas son tus momentos para maximizar tu poder personal y realizar tus tareas complejas más fácilmente.

Cuando trabajes o estés llevando a cabo tu jornada habitual en la que necesites mayor productividad, ten en cuenta estas tres estrategias para gestionar tu agenda y tiempo. Ahora te toca a ti dar el paso y reflexionar, ¿qué estrategias de las trabajadas arriba puedo emplear para mejorar mi gestión del tiempo? Te invitamos a que pruebes cada una de ellas a lo largo de siete días consecutivos para valorar cual se ajusta mejor a tu estilo de vida, y nos cuentes cuál es tu preferida.

Los comentarios están cerrados.