Untitled Document

10 Cosas que necesitas dejar de hacer para ser feliz

Es momento de empezar a dejar atras todo aquello que nos detiene o nos bajonea; ya sea toda esa ropa que no usas o las personas negativas a tu alrededor. Muchas veces, son nuestros propios pensamientos y acciones los que no nos dejan ser felices. El primer paso es reconocer las cosas que hacemos. El segundo, ¡cambiarlas!

Si quieres comenzar a acercarte a esa persona feliz que quieres ser, puedes empezar por dejar de hacer estas 10 cosas:

  1. Decir que sí a todo
    Aprender a decir que NO es una de las cosas más liberadoras de la vida. Puede que te sientas presionada a aceptar algo que no quieres porque no tienes excusa; sin embargo, no querer ES excusa suficiente. La vida es corta, haz cosas que disfrutes y ames.
  1. Compararte con los demás
    Es fácil concentrarse en las cosas que otros hacen y nosotras no. No obstante, hay que empezar por aceptar que nunca seremos como los demás ¡y eso está bien! La única persona a la que deberías luchar por superar es a ti misma.
  2. Chismosear
    No hay razón para preocuparte por aspectos de la vida de los demás que nada tienen que ver contigo. Enfócate en ti misma y en tus necesidades, no en lo que hacen los otros.
  1. Ser demasiado crítica contigo misma
    Autocastigarte por los errores que has cometido no te llevará a ninguna parte. Aprende de ellos, sí, ¡y sigue adelante!
  1. Descuidarte a ti y tus necesidades
    Las mujeres somos educadas para priorizar el cuidado de los otros y, la mayoría de las veces, nos olvidamos de nosotras. Piensa en ti; come bien, duerme lo suficiente, haz cosas que te gusten. El autocuidado es el primer paso para ser feliz.
  2. Tratar de ser perfecta
    Somos perfeccionistas porque creemos que así tendremos la aprobación de otras personas; porque creemos que así nos sentiremos amadas y bien con nosotras mismas. En realidad, al tratar de ser perfectas todo el tiempo ignoramos a la persona que ya somos. No nos amamos. Es hora de aceptarnos y querernos como somos ahora mismo.
  3. Querer tener el control
    ¡Es imposible! Controlamos nuestras acciones y nuestras reacciones, pero nada más. Si tratas de controlar a otras personas, lo que pasa a tu alrededor o más allá, acabarás estresada y cansada. Aprende a dejar ir aquello sobre lo que no tienes control.
  1. Aislarte
    No tiene nada de malo estar sola. Como dice Marcela Lagarde, no es lo mismo la soledad que la desolación. Las personas felices se rodean de otras para aprender de ellas y compartir experiencias. Somos seres sociales y necesitamos de los demás.
  1. Tener miedo
    Cuando temes lo que pueda pasar, lo que los demás puedan pensar de ti o lo que pueda salir mal, empiezas a dudar. Las dudas pueden paralizarte y hacer que dejes de hacer cosas que deseas. ¡No dejes que el miedo te detenga! Cualquier plan que tengas, da el primer paso sin temor.
  2. Vivir en el pasado
    Ya lo pasado, pasado. Lo que ya ocurrió no puede cambiarse. La verdadera libertad sólo puede alcanzarse cuando dejas ir.

Los comentarios están cerrados.